A la dreta, los papeles que lleva el equipo. A l’esquerra, una pata del programa, la pieza de fruta para comer mi matí y el montón de periódicos que consultarás si quieres buscar algún detalle. Mira al encargado de control, pide que se queden los anuncios en ese momento, “Gisela, tiempo y pregunta”, sobre la marxa reorganizó los minutos siguientes, y a la vez mantuve la concentración para la entrevista con el invitado. Mientras tanto, los líderes de opinión esperan habituarse a un espectáculo que parece normal, pero no lo es. Paso aleshores. La conversación con la política de anava rasgada que se anticipó, pero ha intuido que la expresión de esa respuesta le permite estirar el expediente que lleva la gorra a la información, la gorra a la expresión de dubte como trinchera con la guía, la gorra a todo lo contrario que el periodismo debe querer resaltar. L’entrevistat se på seu cap de premsa. Han saqueado.

sigue leyendo.

Por 0utkf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *