EXPANSIÓN

Las autopistas de peaje que quebraron tras la crisis financiera de 2008 y que el Estado salvó en 2017 lograron un beneficio neto de 1,2 millones de euros en 2021, frente a unas pérdidas de más de 6 millones el año anterior, mientras consiguieron superar la facturación antes del coronavirus pandemia.

Así se recogen las cuentas de la empresa pública que las gestiona, SEITTque incluye algunos ingresos totales de 76,5 millones por los nueve tracks, un 48% más que en 2020 y por encima de los 76,2 millones que ingresaron en 2019, el año anterior

Conviértete en Premium para seguir leyendo

Pruébalo por 1€ el primer mes

y disfruta de acceso ilimitado a todo el contenido web de Expansión


O inicia sesión con tu cuenta de Google con dos clics



Por 0utkf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *