Actualizado

La Ertzaintza investiga tres casos más al inicio de las fiestas patronales

un policia
Un policía en una calle del centro de Vitoria.A.PRENSA

elena tiene 20 años y la sensación de que punta de la aguja -pinchazos de estupefacientes- persiguiéndolo. Vitoriana, volvió a su ciudad para disfrutar de un multitudinario chupinazo donde se dieron cita más de 50.000 personas. El ambiente en la capital vasca es preocupante, dados los casos reportados en esta región. Pero también en otros lugares, como el puerto de Santa María, donde había pasado una semana de sol y playa con sus amigos.

Después de que comenzó la fiesta, Elena recibió una Que pasa con la advertencia de que un amigo se mareó al sentir un pinchazo en la pierna derecha y sin pensarlo fue a Hospital de Txagorritxu.

¿Qué precauciones debemos tomar? ¿No vas a los bares? ¿Cómo puedes mantener la distancia cuando estás en calle cuchillo hay miles de personas y apenas entras?, se pregunta Elena.

Su amiga era una de las tres jóvenes que al seguir los gritos y mirar al cielo para saludar a Celedón -personaje cuyo descenso en paraguas da inicio a los festejos- se sintió fuera de lugar. Ella y las otras dos jóvenes siguieron estrictamente las recomendaciones que habían repetido a lo largo de la semana desde Ayuntamiento de Vitoria, Ertzaintza Y Policía Local: Acude a un centro de salud al primer síntoma de mareo.

Alcalde, Gorka Urtaranmuy fuerte con esta plaga machista, fue quien confirmó la madrugada de este viernes que las tres jóvenes habían sentido el hormigueo y malestar durante el descenso de Celedón y habían acudido a los centros de salud para ser atendidas.

Los análisis que realizaron no encontraron ningún tipo de sustancia que suponga un indicio de sometimiento químico para cometer un delito sexual, ni fueron objeto de robo de sus pertenencias. Este viernes, también en las fiestas Oiartzun (Guipúzcoa) cuatro jóvenes manifestaron primero haber sufrido un pinchazo seguido de mareos. Solo uno de ellos mantuvo su testimonio inicial, y el caso forma parte de los últimos cuatro ataques que se suman a los veinte investigados por la policía. ertzaintza, De momento sin una hipótesis cierta.

Es imposible determinar quién pudo haber agredido con un pinchazo a tres jóvenes que participaban en una acción en la que participaron otras 50.000 personas, advirtió este viernes un veterano agente de la Policía Local de Vitoria. agentes locales y ertzainas había desplegado horas antes txupinazo una operación de control de los 10 accesos a Plaza de la Virgen Blanca enfocado en evitar las botellas de vidrio.

Además de comprobar que solo teníamos bebidas plásticas, conocían a la rionera, recordó horas después Alejandro, de 23 años y con ganas de recargar pilas antes del agotador fin de semana festivo que se alargará hasta el próximo domingo. los cien de ertzainas y la policía local desplegada en parejas, uniformados y de paisano, no vio a ningún sospechoso que llevara objetos punzantes.

Sin embargo, su presencia en espacios festivos como Calle Mateo Moraza reforzó la sensación de seguridad de muchas mujeres que pidieron indicaciones para acudir al punto de información para la prevención y actuación contra la violencia machista.

Más de 400 personas asistieron durante el primer día de las fiestas de Vitoria para conocer con más detalle cómo actuar en caso de pinchazo. Hay preocupación, eso está claro. Pero no vamos a dar un paso atrás en la defensa de los derechos de las mujeres y disfrutar del espacio público que nos hemos ganado es un derecho, ha subrayado el Consejo de Igualdad, Mira a Fernández de Landa, que se ha centrado en concienciar a vecinos y visitantes.

Carlos Antón, fundador de hospitalidad y vicepresidente de hospitalidad del mar, ha sido uno de los artífices de prácticamente todos los bares y cafeterías del centro de Vitoria, y recuerda en 1000 pegatinas y cien vinilos cómo detectar el comportamiento machista y qué hacer ante las señales de agresión. Antolín lamentó las condenas al chupinazo pero confirmó que miles de victorianos han salido a la calle para disfrutar de las fiestas tras dos años suspendidas por las restricciones en COVID-19.

Hay mucho espíritu de fiesta y el 99,99% de los victorianos y los que nos visitan quieren pasar un buen rato; Va a ser un fin de semana muy potente, anticipó Antoln al comienzo de la noche del viernes. Pero Vitoria, protegida por policías y pegatinas, no baja la guardia ante la nueva amenaza a la libertad de las mujeres y que ya se acumula unas 63 denuncias en toda España.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más



Por 0utkf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *