Actualizado

Las manifestaciones también dejan 270 heridos. Al-Sadr, una figura clave en la política del país, pidió que se convoquen elecciones legislativas anticipadas para formar un gobierno después de que el país lleva casi un año sin una.

IRAQ DIRECTO | Enfrentamientos en Bagdad tras la retirada del líder chiita Muqtada al-Sadr

El líder chiíta iraquí Muqtada al-Sadruna figura clave en la vida pública del país, anunció este lunes su «retirada definitiva» de la políticaen un momento en que Irak está sumido en una grave crisis.

«Había decidido no involucrarme en cuestiones políticas. Por lo tanto, ahora anuncio mi retirada definitiva», escribió Muqtada al-Sadr en Twitter en el momento de Muerte política total en Irakdonde hay una batalla en las fuerzas chiítas para nombrar al próximo primer ministro, tras las elecciones de octubre de 2021.

Irak todavía no tiene primer ministro ni gobierno, ya que las fuerzas chiítas no pueden ponerse de acuerdo sobre cómo nombrarlo. Al-Sadr, muy influyente en Irak, llamamiento a la disolución del parlamento y elecciones legislativas anticipadas salirse de callejón sin salida.

Tras el anuncio, grupos de simpatizantes de al-Sadr asaltaron el palacio presidencial en Bagdad e intentaron cruzar las barreras de hormigón instaladas en las entradas. Estos han tomado la residencia oficial y han recorrido las distintas estancias e incluso se han bañado en la piscina.

Lo ha confirmado una fuente del Comando de Operaciones Conjuntas de Irak. «manifestantes entraron al palacio presidencial», en la fortificada «Zona Verde», donde se encuentran las sedes del gobierno y demás instituciones políticas del país. Poco después, llegó el Comando de Operaciones Conjuntas de Irak. ha notificado un toque de queda en Irak a partir de esta tarde.

Las autoridades ya habían advertido que actuarían con contundencia ante cualquier ataque a instituciones gubernamentales, misiones diplomáticas de naciones extranjeras o propiedad privada. Al menos fuentes médicas han confirmado a AFP 35 manifestantes han muerto a tiros y otros 270 han resultado heridos.

Ante el caos desatado, el presidente iraquí, Barham Saleh, se ha reunido con el primer ministro en funciones, Mustaf al-Kazemi, y con los jefes del parlamento y del poder judicial para abordar la situación. Además, Al-Kazemi ha pedido a al-Sadr que ordene a sus seguidores que regresen a casa para contener la crisis.

Muqtada al-Sadr ha anunciado que ha iniciado una huelga hambre «hasta que cese la violencia» en Irak, informó uno de sus voceros. «Su Eminencia anuncia huelga de hambre hasta que cese la violencia y el uso de las armas. Porque echar a los corruptos no justifica el uso de la violencia a nadie, sea quien sea», dijo este lunes en un escueto comunicado. su página de Facebook uno de los líderes del movimiento sadrista, Hasan al Azari.

Una fuente del Comando de Operaciones de Bagdad dijo a Efe bajo condición de anonimato enfrentamientos con ametralladoras y lanzacohetes antitanque RPG-7 cerca de la Zona Verde entre las fuerzas de seguridad y la milicia Saraya al Salam de Al Sadr (brigadas de paz).

Por su parte, la encomienda a Naciones Unidas en el país ha calificado la escalada actual de «extremadamente peligrosa» e instó a los manifestantes a «cooperar con las fuerzas de seguridad y evitar acciones que puedan conducir a una cadena imparable de eventos», según un comunicado.

Manifestantes junto a la piscina del Palacio Republicano en Bagdad.
Manifestantes junto a la piscina del Palacio Republicano en Bagdad.

“Acercas las fuerzas políticas al pueblo”

Al-Sadr, cuyo movimiento ganó las elecciones de octubre con 73 de los 329 escaños de la legislatura, afirmó que con su actividad política «solo quería reparar la deformación provocada en su mayoría por las fuerzas políticas chiítas, que eran la mayoría de las que quería acercarlos a la gente para que sientan su sufrimiento”.

En el pasado, al-Sadr eligió más el camino político y lideró los movimientos chiítas más importantes del país, pero sin ocupar un cargo oficial.

El sadrismo mantiene una separación entre el clero y los gobernantes, y esa ha sido la opción que ha elegido Muqtada. Las coaliciones políticas patrocinadas por él, Al Ahrar en 2014 y Sairn en 2018, ganaron una gran parte de los escaños en el cuerpo legislativo, lo que le dio al clérigo la posibilidad de elegir el gobierno de Irak sin participar directamente en él.

El éxito de estas coaliciones también le ha permitido influir en algunos ministerios. Lo que separa a al-Sadr de otros partidos y milicias chiitas es su secesión de Teherán, que en los últimos años ha ejercido una influencia creciente en Irak. el cura defiende la soberanía, el patriotismo y la independencia de su país a pesar de sus lazos con el vecino.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más



Por 0utkf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *