Actualizado

El realizador audiovisual fue director del Espanyol en tres etapas distintas: 1986-1989, 1993-1994 y 2004-2006

Claudio Biern, fundador de la productora BRB Internacional, en 2007.
Claudio Biern, fundador de la productora BRB Internacional, en 2007.CORDÓN DE BERNAB

Cada generación carga con sus propios traumas: la muerte del tío Ben en Spider-Man, la decapitación de Boromir, el asesinato de Mufasa (eso fue todo) o, para el caso, el despiadado castigo de Sonny Corleone. Y todo sin mencionar a la madre de Bambi, por supuesto. Y sin embargo, nada se puede comparar con lo que supuso para los nacidos alrededor de los años 60 y décadas cercanas (los boomers, los de EGB y posteriores) que paso en el ultimo minuto de los 26 capitulos perfectos de David el Gnomo. Es hoy, ya hemos pasado por el final de Lost, por la boda sangrienta y hasta por la desaparición de Han Solo, y es imposible recordar ese momento sin lágrimas. Nunca debió haber pasado y Claudio, lo sabes.

El lunes se conoció la noticia del fallecimiento de Claudio Biern Boyd a los 82 años. Y la primera reacción, exactamente igual que entonces y exactamente igual que antes de cualquier muerte, la única reacción posible era: ¿Por qué? A él es justo reconocerlo, y por trillado que parezca, le debemos la melodía de nuestra infancia. No en vano, este productor nació en Palma de Mallorca en 1940 con gesto sosegado, fan total del español (directiva durante tres etapas diferentes: 1986–1989, 1993–1994 y 2004–2006) y con una sonrisa casi perpetua, fue responsable de series como la mencionada, además de D’Artacn y los tres mosqueteros o Willy Fog por el mundo (acompañado por supuesto de Rigodn). En su ideario, que declaraba cada vez que tenía la oportunidad, acercaba a todos (padres e hijos) los clásicos universales de la literatura. Lo más importante siempre, dijo, es el guión. Y tal vez haya mejores guionistas que ese. Alejandro Dumas. ¿Emilio Salgari o Julio Verne?

Para resumir la biografía, Biern era hijo de padre catalán y madre escocesa. Su abuelo materno vino a España para poner en marcha la fábrica Hiladuras Fabra y Coats. Poco después de terminar los estudios en Derecho en la Universidad de Deusto en Bilbao y en Barcelona, ​​entre 1957 y 1962, se traslada a Madrid para trabajar como responsable de marketing y marketing de la multinacional palanca ibrica, cargo que ocupó hasta 1968. En este último y hasta 1969, trabajó como director de marketing de Profiden-Bristol. Especializado en publicidad, en 1969 crea y dirige la empresa Transplástico SAdesde donde comercializó muñecas para campañas de dibujos animados de América del Norte.

No hace mucho, el año pasado, la cartelera sorprendió con una nueva versión en 3D de mosquetes antes Se diría que su tiempo había pasado. Y no. Cualquiera que se acercara al cine se asombraba al descubrir que el material con el que siempre trabajó Biern -tan cercano a la nostalgia como contemporáneo y sabio- volvía a un universo analógico delicado, pero definitivamente universal y atemporal. Suya era también una larga lista de creaciones grabadas en la memoria que Ruy, el pequeño Cid, Mortadelo y Filemn, la banda de Mozart o Los intocables de Elliot Mouse.

Bien conoció el deseo de infancia de toda una generación tras pasar años gestionando los derechos de clásicos animados como los de hannah barbera. Ellos, además de los de Marco, la abeja Maya, Vickie el vikingo, Tom y Jerry, Manzinger Z o, querida para él, La Pantera Rosa (Incluso alardeando de haber conocido a Blake Edwards y haber pasado una tarde con Peter Sellers.) En su convicción, sabiduría y buen gusto, servir como herramienta educativa no resultaba abrumador. Sus héroes, le gustaba decir, eran héroes de acción y aventuras, pero sin violencia. Y para que quede aún más claro, no dudé en convertirlos en animales donde el trampantojo de la fábula impide la confusión con el feo tránsito de la realidad. Dos perros en duelo con espadas es, por definición, pura fantasía. No verás una gota de sangre en D’Artacan, confesó en una reciente entrevista en línea. serializado.

Y luego estaba el asunto de Santa David. En realidad no murió, se convirtió en un árbol; En realidad, viví una vida feliz de cuatro siglos; en realidad eran solo dibujos con un mensaje ambiental; en realidad… hoy es un buen día para derramar, de nuevo, las lágrimas más amargas. Por David, por Claudio Biern.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más



Por 0utkf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *