Actualizado

Los agentes no han identificado a la persona que realizó los envíos, lo que será muy complicado porque las cartas fueron depositadas en buzones ordinarios.

Vigilancia policial en el exterior de la embajada de Ucrania en Madrid.
Vigilancia policial en el exterior de la embajada de Ucrania en Madrid.Sergio PérezEFE

Después de la confusión inicial causada por enviar cartas provocativas, la policía aborda la arquitectura que rodea este evento. Aunque en este momento la investigación de Comisionado de Información General Lejos de encauzarse en torno a una hipótesis concreta, los agentes han conseguido localizar el origen de los envíos.

Valladolid es la ciudad que salieron las cartas remitido a pedro sánchez, Margarita Roblesa compañía de armas de Zaragoza y las embajadas de Ucrania y Estados Unidos en Madrid.

Los agentes aún no han identificado a la persona que realizó los envíos que, según fuentes consultadas por este diario, serán muy complicados porque las cartas se colocaban en buzones ordinarios que carecen de cámara de seguridad.

Eso sí, la policía también ha sostenido desde el inicio de su investigación que la persona que puede estar detrás de los envíos no tiene una logística sofisticada ni una estructura lo suficientemente compleja como para poner a raya a los agentes encargados de la seguridad en el territorio nacional.

De momento, según la Audiencia Nacional, donde se investiga el caso, el autor de todos los paquetes bomba parece tener el mismo origen. Todos fueron enviados desde territorio español, concretamente desde la capital castellano-leonesa.

Juez José Luis Calama Él está a cargo de las investigaciones, y la causa ya acumula los otros seis envíos. Todos tenían como destino Madrid, excepto el enviado a la factoría de Instalaza en Zaragoza, la empresa que fabrica los lanzacohetes que las Fuerzas Armadas enviaban a las tropas de Zelenski.

Desde un principio, los investigadores trabajan con la hipótesis de que las cadenas de letras están relacionadas entre sí y que en ningún caso se trata de hechos aislados.

No ocurre lo mismo con el paquete que se recibió el pasado viernes en la embajada de Ucrania en Madrid. El sobre venía del extranjero y dentro tenía un ojo de animal roto. La recepción del paquete y sus características coinciden con las recibidas en el resto de embajadas de Europa.

La carta fue interceptada por Tedax sobre las 14:00 horas del pasado viernes, y su contenido coincide con el de otras cartas similares recibidas en otras embajadas de Ucrania en Europa. Tedax tomó el sobre para analizarlo y sin necesidad de detonarlo, descubrieron los restos del animal.

Fue la embajada de Ucrania la que a las 14.00 horas dio la alerta a la policía tras interceptar un sobre marrón de similares características al recibido el pasado miércoles, si quemación rápida dejó a un trabajador levemente herido. Los investigadores están trabajando con la certeza de que todos los envíos anteriores están relacionados entre sí, aunque este último fuera enviado desde fuera de España. Los agentes evacuaron previamente el edificio.

las embajadas de Ucrania en al menos cinco países de Europa recibieron el viernes varios «paquetes ensangrentados» que contenían partes del cuerpo del animal, especialmente ojos. En los últimos días, las instituciones diplomáticas ucranianas en todo el mundo han sido objeto de actos de «terror e intimidación», dicen, que involucran a Rusia.

Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania Dmitro Kuleba, condenó la «campaña de intimidación planificada» contra las embajadas y consulados de Ucrania tras recibir paquetes sospechosos en varias misiones diplomáticas. «Tenemos razones para creer que hay una campaña de terror e intimidación bien planificada contra las embajadas y consulados de Ucrania. Incapaces de detener a Ucrania en el frente diplomático, están tratando de intimidarnos», dijo Kuleba en un comunicado.

Sin embargo, estos intentos son «en vano», dijo el ministro, y enfatizó: «Seguiremos trabajando de manera efectiva por la victoria de Ucrania».

El comunicado añade que «tras el atentado terrorista en España», las embajadas en Hungría, Holanda, Polonia, Croacia, Italia y Austrialos consulados generales en Nápoles, Italia) Y Cracovia (Polonia) y el consulado de Brno (República Checa) recibieron «paquetes ensangrentados» que contenían «ojos de animales». Los propios envases estaban impregnados de un líquido de un color característico y tenían el olor correspondiente. «Estamos investigando el significado de este mensaje», dijo.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más



Por 0utkf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *