Actualizado

La presidenta y su «número dos» debaten durante una hora en el Congreso de los Diputados a petición de la primera

Arrimadas advierte a Bal que si no dimite liderará otra candidatura a Ciudadanos/EFE

El núcleo duro de residentes buscando cómo reducir la tensión que ha llevado a una guerra interna por el control de la formación. Despues de que Inés Arrimadas animará este lunes a bola de edmundo retirando su candidatura a las primarias para trabajar en una lista unificada y él la animaría a sumarse a su proyecto, ambos mandatarios se reunieron a última hora del día para intentar avanzar en una solución que no rompa en ningún caso el partido en el último tramo del muro de cimentación.

Así es el primer cara a cara entre la presidenta de Ciudadanos y ella número dos desde que el Presidente del Parlamento anunció su deseo de presentarse a las primarias el viernes. Ambos se reunieron -con la presencia también de Begoña Villacís- en una cena con la militante en Cuatro Vientos (Madrid) el mismo viernes, pero pospusieron toda negociación sobre los candidatos para fechas posteriores. La rueda de prensa de este lunes de Inés Arrimadas, en la que advirtió a Bal que ella también se presentaría si no retiraba su candidatura, aceleró la convocatoria de la reunión.

Según ha podido saber este diario, la reunión duró una hora y se celebró en el Congreso de los Diputados a petición de Arrimadas. Según describen fuentes cercanas a ella, la presidenta del partido “ve avances hacia la candidatura de unidad con la que está comprometida y seguirá trabajando para lograrlo”.

Bal, por su parte, confirmó el encuentro a través de redes, aunque no explicó si había novedades: “Hemos hablado, como tantas veces, del futuro de nuestro partido. Coincidimos en que todos somos necesarios para relanzar este proyecto y los afiliados a Cs, nuestra razón de ser”, escribió.

«incertidumbre» en las bases

Las relaciones entre Arrimadas y Bal han estado notablemente tensas y deterioradas por diferencias «ideológicas» en las últimas semanas, pero la presidenta pretende que su vocero parlamentario acceda a renunciar y seguir trabajando en un proyecto conjunto.

«Por si Edmundo no recapacita y retira su candidatura, presentaré mi lista a la asamblea el 15 de enero», dijo Arrimadas en su primera intervención pública desde que Bal anunciara «sorprendido» el viernes pasado su deseo de liderar la alternativa. parte de la gestión actual.

Un progreso que puso en choque a la dirección del partido, en especial a los dirigentes más cercanos a Arrimadas. Según ha reconocido el presidente del partido, el portavoz parlamentario conocía desde hacía meses su trabajo interno para llegar a una lista conjunta, por lo que su anuncio ha creado «incertidumbre» en la militancia y las bases naranjas, y sitúa a la formación en un escenario delicado en el crucial año electoral que afronta la marca. “A pesar de todo lo que ha pasado, voy a seguir trabajando” por una lista de unidad, advirtió el líder de la formación liberal, quien fue visto horas después con Bal en el congreso.

Sin embargo, el portavoz parlamentario ha rechazado rápidamente la idea de retirar su lista y ha sugerido a la dirigente naranja que se sume a su proyecto, en todo caso: Mi compañera Inés Arrimadas está de acuerdo con mi propuesta: una candidatura de unidad que incluya lo que las empresas afiliadas han expresado en el Restiftelsen. Por eso presenté una candidatura hace tres días para ayudar a devolver la ilusión y de la que quiero que ella sea parte”, escribió en la red minutos después de la intervención de Arrimada. Tras la reunión, horas después, desde la vocería del parlamentario ambiental se ha saldado con declaraciones o valoraciones de la reunión.

Bal: «Somos el hermano del PP»

Horas antes, Edmundo Bal ha dado a conocer su intención de lograr, si lidera Ciudadanos, un partido que vuelva a mirar la política de lado a lado, sin dar la espalda a ninguna formación constitucional. En una entrevista con Onda Cero, el portavoz del parlamento naranjaPese a considerar que Pedro Sánchez es el peor presidente que ha tenido el Gobierno, ha subrayado la necesidad de que Ciudadanos, como partido liberal, se acerque al PSOE para que las decisiones trascendentales en nuestro país no las tomen los pros. -Fuerzas independentistas que ahora mismo son aliadas de Sánchez, como EH Bildu o ERC.

«Hemos dejado de ser percibidos como un partido de centro útil», lamentó Bal, que define al actual Ciudadanos como «el hermano pequeño del PP». El sentimiento que se está extendiendo en la sociedad, agregó, es que «el partido que sólo puede estar de acuerdo con un lado, ese tiene un socio preferente». Para acabar con esta dinámica, ha explicado, ha decidido ir a las primarias: «Tiene que parar».

La guerra en el partido naranja ha estado escalando en público durante diez días. El punto álgido llegó el viernes pasado: Bal anunció sorpresivamente a los medios que pretendía liderar el partido. Arrimadas intentó detener el movimiento hasta «dos minutos antes», pero fracasó.

Ambos cayeron juntos la noche del viernes en una cena de celebración en Madrid, junto a Begoña Villacís. A pesar de fotografiarse y apelar a la «unidad» en sus intervenciones, no llegaron a ningún tipo de acuerdo. Por ello, Arrimadas convocó a su portavoz parlamentario a reunirse en persona esta semana para intentar conseguir una lista unificada.

Como publicó este domingo EL MUNDO, en las filas del partido se teme que el mes de diciembre, que es el último tramo de la refundación de Ciudadanos, se convierta en una guerra de listas entre los altos cargos del partido, que lo debilite. las últimas semanas del proceso de metamorfosis que enfrenta la marca liberal, en el que Arrimadas ha incidido este lunes. las primarias naranjas Se realizarán pocos días antes de la junta general extraordinaria, convocada del 13 al 15 de enero.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más



Por 0utkf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *